La inflación debilita nuestros ahorros de forma segura